23 de junio de 2022

No se registraron emergencias en la provincia de San Felipe producto de las precipitaciones

El pronóstico del tiempo indicaba que, la lluvia que caería en el Valle de Aconcagua, vendría acompañada de vientos de hasta 40 kilómetros por hora, cuestión que no ocurrió. Esto permite que el agua caída, que ha sido poca, pero de manera constante, sea muy beneficiosa para el riego de nuestra zona

Menos precipitaciones de las esperadas son las que se dejaron caer en la provincia de San Felipe, aunque siendo pocas, de todas maneras, serán de gran ayuda para combatir la dura sequía que ha azotado al valle

Además, sumándose a los puntos positivos, los chubascos no generaron emergencias significativas

Sólo se registraron caídas de algunas ramas de árboles en Santa María, pero con ninguna consecuencia negativa para los vecinos


Dada la forma en que llovió, no hubo crecimiento repentino de cauces


Se esperaba una media de unos 15 milímetros de agua acumulada en la provincia, algo que no se habría alcanzado. En Llay Llay, por ejemplo, hasta las 8:00 de la mañana; se registraban sólo 10 milímetros. Hasta esa misma hora, San Felipe registraba 6,2 milímetros


Se prevé que las mañanas de los próximos días amanecerán con el cielo cubierto de nubes, por lo que se descartarían temperaturas bajo los cero grados. Además, es probable que, el día lunes, vuelva a llover en la zona; aunque no se tiene certeza de la cantidad y la intensidad de las precipitaciones




TEMAS