29 de septiembre de 2021

VACUNACIÓN DE MENORES VARIARÁ DE ACUERDO A CONDICIONES DE CADA COMUNA Y ESTABLECIMIENTO

Desde este lunes comenzó el plan de vacunación contra el Covid-19 para menores entre 6 y 11 años, sin comorbilidades específicas, motivo por el cual las autoridades anunciaron que las dosis irán de forma directa a los colegios. 

Sin embargo, en las comunas del Valle de Aconcagua, por motivos logísticos, en algunos casos serán los estudiantes los que acudirán a los vacunatorios, donde deberán presentar un formulario de autorización de sus padres y en los casos donde sus hijos continúen en modalidad telemática serán ellos los encargados de llevarlos a los centros de inoculación.


Con la meta que de aquí a fin de año los niños entre 6 y 11 años hayan recibido sus dos dosis de vacuna contra el Covid-19, por medio del Programa Nacional de Inmunizaciones, dependiente del Ministerio de Salud se comenzó con el despliegue tanto en vacunatorios como establecimientos educacionales. Sin embargo, ante la duda de padres y apoderados, tanto la autoridad sanitaria como la directora del DAEM San Felipe, especificaron que la metodología podría variar, dependiendo de la disponibilidad de personal y recursos logísticos de cada Cesfam. 


Al tratarse de una inmunización voluntaria, los niños deberán llevar al establecimiento un formulario de consentimiento, firmado por uno de lo padres o su tutor legal, que autorice al personal de salud para suministrar la vacuna. 


Por su parte, en los casos donde el menor deba acercarse a un vacunatorio, además del documento se solicitará que asista acompañado de un adulto responsable. 


De igual forma desde el DAEM ratificaron que la modalidad del proceso dependerá de las condiciones técnicas y logísticas de cada centro asistencial. 


El llamado entonces es a mantener un constante diálogo con los docentes de los establecimientos educacionales, en los casos de menores que se encuentren asistiendo a clases en modalidad presencial y estar atentos a las fechas en las que se desarrollen los operativos de inoculación. Mientras que de igual forma, cada padre es libre de llevar personalmente a sus hijos en el día y horario que más le acomode al centro de vacunación más cercano.