22 de septiembre de 2020

Siguen las reacciones por decisión que frenó proyecto de estacionamientos subterráneos

Desde que se conoció el fallo de la Corte Suprema que frena el desarrollo del proyecto que busca construir estacionamientos subterráneos debajo de la plaza de armas por calle Santa Rosa, hasta que se tome en consideración el informe del Consejo de Monumentos Nacionales, las reacciones no han dejado de hacerse públicas.


Esta vez, desde la Asociación Indígena We Kuyen se celebró la decisión del máximo tribunal en torno a que dentro de los estudios desarrollados, se encontraron restos de pueblos ancestrales, y el continuar con la iniciativa, respondería solo a la falta de empatía y respeto por los antepasados de una raza mestiza de la cual nace Chile.


Ahí es donde surge la crítica en relación a una especie de tradición que se ha levantado durante la última década para celebrar el wetripantu, cuando se conmemora a la mujer indígena o cuando se iza la bandera mapuche en honor a los pueblos originarios. Acciones que dicen, quedan solo en actos públicos pero que no van más allá en cuanto a reconocer realmente la historia.

 

En el mismo contexto, desde la ONG Iniciativa Ciudadana se destacó que las acciones públicas en rechazo al proyecto también son parte relevante dentro del fallo, principalmente a raíz de los más de 9 mil andinos que a través de sus firmas, opinaron sobre la iniciativa.

 

Nadie de quienes hasta el momento ha criticado públicamente el proyecto, se opone a la construcción de estacionamientos subterráneos pues se entiende la necesidad urbana de contar con esta infraestructura, por el contrario, el lugar a intervenir es el que exigen sea cambiado, siguiendo el ejemplo de países que buscando una modernidad proponen eliminar la circulación de vehículos de los centros urbanos, priorizando lugares armoniosos mediante bulevares.