16 de marzo de 2022

SENCE Y MUNICIPIO ANDINO FIRMAN CONVENIO DE CONTINUIDAD CON OFICINA OMIL

Durante los últimos dos años la crisis económica asociada a la pandemia ha sido una de las consecuencias más negativas para un gran porcentaje de familias chilenas. La pérdida de puestos laborales es hasta ahora uno de los desafíos más prioritarios y es que recién a partir de ahí, la reactivación económica será una realidad. 

Una forma de aportar en este ámbito es a través de las Oficinas Municipales de Intermediación Laboral, esa que en Los Andes tiene el carácter de avanzada y que permite hacer coincidir la oferta con la demanda, de tal forma de propiciar esas oportunidades laborales tan esquivas. Teniendo esto presente, el municipio local y el SENCE, firmaron un convenio para el traspaso de dineros a fin de continuidad en el fortalecimiento de la OMIL, con el fin de seguir entregando a la comunidad, oferta en capacitación y empleabilidad.

En esta ocasión, además, el traspaso de los fondos viene con un adicional y es que según destacó el director regional del SENCE, se trata de una instancia que opera en red y a raíz de la buena gestión de las oficinas OMIL en la provincia de Los Andes, cada municipio recibe una bonificación de un millón 700 mil pesos. 

Y es que mayoritariamente, es ahí donde llegan los recursos. No directamente a la comunidad, sino que, articulando y liderando procesos para convertirse en un puente entre la oferta y necesidad de trabajo. Desde la operatividad de la oficina entonces, estos recursos permitirán aumentar la cantidad de profesionales, mejorar la entrega de información y desde ahí, apoyar a las personas desempleadas, por ejemplo, en ciertos cursos y talleres de capacitación.