18 de febrero de 2021

Por Fin: comienza la reapertura de cines en comunas que se encuentren en fase 3 y 4

¿Cuáles son las medidas sanitarias que deben seguir las salas?


Por Pablo Arriagada Ray.

Para algunas personas, ir al cine era un recuerdo lejano, convencidas de que la pandemia y los servicios de streaming como Netflix habían devorado la manera clásica de ver películas. Sin embargo, muchos tenían la esperanza de que en algún momento las butacas y la pantalla grande volverían a estar disponibles, y para su fortuna, ese momento al fin ha llegado.


A partir de este 18 de febrero, los amantes del séptimo arte podrán asistir exclusivamente a los cines de comunas en Fase 3 y Fase 4. Esto sólo si se siguen las medidas sanitarias que expuso el Ministro de Salud Enrique Paris y Consuelo Valdés, titular de Cultura, además del uso obligatorio de mascarillas, mantener la distancia física, y desinfectarse las manos antes de ingresar a los establecimientos, que deberán contar con pantallas de acrílico para atender al público. 

‘El cine es entretención, es lo que la gente está esperando para poder, de alguna forma, mediar nuestra salud mental que ha sido tan afectada por nuestra pandemia’, asegura Roberto Rasmussen, gerente de marketing de Cinépolis.


En cuanto al aforo, en lugares cerrados los recintos podrán permitir el acceso de hasta 75 personas en Fase 3 (Preparación) y 150 en Fase 4 (Apertura Inicial).  Si la actividad se desarrolla en espacios abiertos, el número aumenta a 150 y 300, respectivamente.


Sin embargo, uno de los elementos claves para disfrutar bien la experiencia cinematográfica es el consumo de las anheladas ‘cabritas’ o los crujientes ‘nachos.’ Es por eso, que si hay consumo de alimentos los aforos cambian, en lugares cerrados será hasta 50 personas en Fase 3 (Preparación) y 100 en Fase 4 (Apertura Inicial), y si es en espacio abierto, el número aumenta a 100 y 200, respectivamente.


Por otra parte, los recintos deben promover la compra de entradas por medios digitales y evitar las aglomeraciones. También, se va a establecer la atención por número para resguardar el distanciamiento.


Los boletos serán numerados para asignar solo las butacas disponibles, las cuales aseguran el distanciamiento de al menos 112 cm entre los espectadores. El sistema automáticamente bloqueará los asientos de los alrededores. Solamente en caso de asistir en grupo o en pareja, podrán sentarse juntos.


Además, se medirá la temperatura del cliente con termómetro infrarrojo, pero también se hará una revisión visual de su estado de salud para ver si presenta síntomas. En el caso de presentar alguno, se prohibirá el ingreso. 


Las salas deben ser sanitizadas después de cada función y también los servicios higiénicos durante el funcionamiento del establecimiento.


Según Rasmussen, los establecimientos se irán abriendo paulatinamente y el próximo 25 de febrero nuevos cines volverán a funcionar, con tal de tener la mayor cantidad abiertas a nivel nacional.