6 de enero de 2022

PDI LOS ANDES ACLARA HORRENDO CRIMEN DE SANFELIPEÑA

Fue la jornada de año nuevo cuando un llamado telefónico a Carabineros, dejó en evidencia el crimen, una mujer identificada como Claudia Ortiz Lobo, hija de recordado matrimonio sanfelipeño, fue brutalmente asesinada con más de 70 puñaladas en su cuerpo, hecho ocurrido en su domicilio en la comuna de Papudo.

Las diligencias realizadas por personal de la Brigada de Homicidios de la PDI Los Andes y el apoyo de la BICRIM Costa Norte, permitieron detener al único imputado del delito… Cristopher Aarón Zamorano Montero de 21 años de edad.

Este miércoles el imputado fue puesto a disposición del Tribunal de Garantía de La Ligua, donde tras controlar la legalidad de su detención, se decretó la ampliación de la misma por un período de tres días, considerando que desde el Ministerio Público se solicitó plazo para la realización de diligencias pendientes que permitirán el desarrollo de la formalización de cargos.

La audiencia de formalización entonces, quedó fijada para este viernes al mediodía, plazo que mientras se cumple, tendrá al imputado bajo arresto en el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Valparaíso.
El hecho de sangre, que aún no ha sido aclarado en torno a las circunstancias y motivos, aunque una de las hipótesis es el robo del vehículo de la víctima, ha provocado conmoción en la comuna de San Felipe, pues Claudia Ortiz Lobo, es hija de los recordados dueños de la ferretería Lobo que por años funcionó en la intersección de calles Prat con Traslaviña.

extraoficialmente se ha conocido que a primera hora del día sábado 1 de enero, Christopher Zamorano, aprovechándose de que la residencia de la víctima, ubicada en calle Cochrane de Papudo, estaba sin moradores ingresó con el objetivo de robar el auto de la dueña de casa.
Ya al interior de la propiedad el detenido logró ingresar al inmueble dirigiéndose a la cocina, donde se dio el tiempo para hacerse un sándwich de queso, hasta que a eso de las 10 horas, llegó al domicilio Claudia Ortiz Lobo, encontrándose cara a cara con el sujeto, que supuestamente ubicaba porque en más de una ocasión lo había contratado para “cortar el pasto del jardín”.
Al ser sorprendido el imputado habría tratado de “bajarle el perfil” a la situación dándole a la mujer una inverosímil explicación de su presencia en el domicilio, pero la víctima no ocultó su molestia con el intruso, cosa que habría provocado la bestial reacción de Zamorano, que atacó a la mujer con un cuchillo propinándole 72 heridas cortopunzantes en diferentes partes del cuerpo, heridas que a los pocos minutos le costaron la vida, siendo encontrado su cuerpo sin vida a eso de las 20horas del mismo sábado.