29 de diciembre de 2021

FAMILIARES DE FALLECIDO POR “BALA LOCA”, MIENTRAS TRABAJABA EN PLANTA DE ESVAL, BUSCAN RESPUESTAS

El 18 de agosto de este año, Roderick Castro, de 31 años, recibió un impacto de “bala loca” en su cabeza, mientras trabajaba en la planta de aguas servidas de ESVAL, en San Felipe. El 28 de agosto, su organismo no resistió más y terminó falleciendo. La familia de Roderick necesita respuestas, tanto de la justicia como de las empresas INCOSEC, para quien trabajaba la víctima,

Roderick Castro Castillo, de 31 años, el 18 de agosto del presente año, recibió el impacto de una bala, de la que aún no se conoce su origen; la que llegó a su cabeza, alojándose específicamente en el tronco encefálico. El joven se encontraba trabajando en la planta de aguas servidas de ESVAL, la que se ubica en el sector de la Parrasía, en San Felipe


El 28 de agosto, finalmente Roderick falleció, dejando a una hija de 11 años, de quien tenía su cuidado personal


La familia del trabajador siente que el proceso judicial marcha lento. Acusan que no les han hecho llegar la actualización de la carpeta investigativa, la que solicitaron hace unos dos meses


Intentemos tener la versión de la empresa contratista INCOSEC, pero no quisieron referirse al caso según indicaron, por recomendación de sus abogados. En cambio, desde ESVAL, emitieron una declaración pública, en la que señalan lo siguiente: “Lamentamos profundamente este hecho fortuito que afectó hace unos meses a un trabajador de la empresa Incosec y desde el primer momento coordinamos con nuestro contratista para que se brindara el apoyo necesario para la familia del operario fallecido”. En el segundo punto de la declaración indican: “Actualmente, la Fiscalía mantiene una investigación en curso para determinar las responsabilidades de lo ocurrido, causa a la que hemos entregado todos los antecedentes requeridos para su pronta resolución”