29 de septiembre de 2020

Con estrictos protocolos se inicia reactivación hotelera en Aconcagua

Han sido siete meses en que lo único que sumaron, fueron pérdidas y es que la pandemia atacó y fuerte al sector turístico. En el caso del valle de Aconcagua la hotelería también ha sufrido las consecuencias pero se espera que desde ahora esto cambie, pues ya se permiten los viajes interregionales por ocio o turismo entre comunas que se encuentran en fase 3 de preparación, 4 de apertura inicial y 5 de apertura avanzada.

 

Era un día esperado y pese a que saben que el retomar la actividad no será tan rápido, principalmente por el temor de la ciudadanía, en el gremio hay confianza de que mediante estrictos protocolos, la seguridad es la mejor aliada.

 

Aforos disminuidos, el uso de mascarillas obligatorio y la sanitización periódica, son parte de esos protocolos que si bien han significado un gasto extra, desde el gremio hotelero dicen, pasa a un segundo plano frente a esta reactivación que permite generar un sin fin de actividades en recintos que históricamente han llevado registro de pasajeros y por ende, ahora de trazabilidad.

 

Otro de los puntos positivos con esta reactivacion hotelera es la empleabilidad, no sólo en estos recintos que tienen un gran número de trabajadores, sino que también de todo lo que opera como satélite. Taxis de turismo, trekking, cabalgatas por nombrar algunas.

 

De todo lo malo que ha significado esta pandemia y que remece al sector turístico, hotelero y gastronómico, hoy lo que se busca a nivel local es aferrarse a lo positivo y ahí está el hecho de que la realidad del litoral central es muy distinta y más compleja que en el Valle de Aconcagua según cifras oficiales y por eso está reaperturas se transforma en una opción única para posicionar la zona interior de la región en un sector turístico relevante y único.