1 de septiembre de 2020

Avance a fase de preparación toma con sorpresa a los andinos

Con sorpresa recibieron en Los Andes, el anuncio del Ministro de Salud, sobre el avance a fase de preparación a partir del miércoles 2 de Septiembre. Esto porque no se alcanzo siquiera generar un análisis de las cifras en transición.
En todo caso, las autoridades de Salud a nivel local, destacaron que los factores estudiados son positivos desde hace ya 3 semanas.

Avance a fase de preparación toma con sorpresa a los andinos

Fue una total sorpresa. Nadie estuvo pendiente ni tenía pensado que Los Andes avanzaría tan rápidamente a la fase 3 de preparación en el plan Paso a Paso de desconfinamiento, y es que la comuna alcanzó a estar solo una semana en transición, lo que por sentido común no era previsible siquiera, por la falta de análisis en las cifras de nuevos contagios diarios, que se espera, desde este lunes sufran un aumento a causa de la mayor movilidad de personas.

Sin embargo, el Ministro de Salud lo confirmó  este miércoles Los Andes inicia la fase de preparación, lo que en rigor elimina la cuarentena de los fines de semana.

En todo caso, se explicó que los factores a estudiar para definir el avance, retroceso o permanencia en una fase, en Los Andes están muy por debajo de lo exigido y por eso hoy la comuna queda igualada a San Felipe y las otras 8 comunas de Aconcagua.

Para esto, se consideraron los exámenes PCR practicados, la tasa de positividad, la disponibilidad de camas UCI con ventiladores, entre otros, todos los que han logrado un descenso en la curva epidemiológica, entre otras cosas, gracias a la estrategia de Testeo, trazabilidad y aislamiento.

Una etapa que en todo caso, mantiene ciertas restricciones como las aduanas sanitarias y el traslado a segundas viviendas… a nivel local también se tomará tal y como ha sido en transición. Se mantendrá el cierre de calles en el centro, se continuará con el trabajo de fiscalización y educación por parte de las policías, el ejército, municipio y autoridad sanitaria.

Lo que cambia es que se acaban las cuarentenas de fines de semana, pero se mantiene el toque de queda. Los restaurantes podrán abrir en terrazas y con un aforo de solo el 25 por ciento.

Para coordinar esto último, durante los próximos días se realizará una reunión entre autoridades y el sector gastronómico.