8 de enero de 2022

AUTORIDADES REGIONALES REFUERZAN EL LLAMADO A CUIDAR EL AGUA Y REGULAR SU CONSUMO ANTE CRISIS HÍDRICA

Con el fin de reforzar el llamado a cuidar el agua y concientizar a la ciudadanía sobre la crisis hídrica que vive nuestro país, el Gobierno lanzó la campaña comunicacional "#Hay2opciones: o cuidamos el agua o nos quedamos sin ella", para dejar en evidencia que estamos viviendo una de las peores sequías desde que se tiene registro y que eso tiene efectos tan negativos como la disminución en la capacidad de producir alimentos.

El lago Peñuelas en Valparaíso fue la locación elegida para evidenciar, una vez más, la grave sequía que azota a Chile, siendo uno de los 10 países más vulnerables a los efectos de estos cambios y crisis climáticos y una de las consecuencias más graves es que llevamos 13 años enfrentando una de las sequías más intensas y perjudiciales desde que se cuenta con registros.

Campaña de concientización que adquiere relevancia si se considera que el Lago Peñuelas surtía de agua potable a gran parte de la Región de Valparaíso, uno de los lagos más grandes de nuestra región. un lugar donde a esta altura debería haber botes, pero hoy está absolutamente seco

Asimismo, hizo un llamado a la ciudadanía a regular su consumo y cuidar este preciado bien natural, pues no solo la falta de agua repercute en la producción, sino que también en lo que es la vida silvestre, como lo es el caso de la apicultura


Frente a un eventual escenario donde se debería elegir agua para el consumo humano o agua para el desarrollo de la agricultura, la respuesta es más simple

Sequia que además es una amenaza latente de incendios forestales

Algo no menor considerando que Esval dio a conocer el balance hídrico de la temporada 2021, incluyendo el registro de agua caída hasta el 31 de diciembre en diversas comunas de la Región de Valparaíso. Prácticamente no tenemos deshielos en la cordillera y en el último invierno sólo hubo 3 días de lluvias.
La prolongada Sequía que afecta a la zona y se extiende por más de trece años, alcanzó el 75% en promedio, mientras la acumulación de nieve en la estación de Portillo disminuyó casi en un 100% respecto a un año normal.